Búsqueda

martes, febrero 14, 2006

El tamaño sí importa: Viaje Alucinante

Carátula de Viaje AlucinanteAyer fue el crecimiento acelerado. Hoy toca justo lo contrario: el "decrecimiento". Concretamente una película: Viaje Alucinante. En ella, un submarino y su tripulación es encogido hasta un tamaño microscópico, mediante una tecnología secreta y experimental, para ser inyectado en el interior de un científico moribundo. Deben operarle desde dentro (no recuerdo la dolencia), pero sólo disponen de una hora, que es lo que dura el efecto miniaturizador. Transcurrido el plazo, todo lo que había sido encogido, volverá a su tamaño original.

Antes de empezar, merece la pena comentar algo interesante. Se encargó a Isaac Asimov una novelización de la película. Éste, al leer el guion se asombró de la cantidad de barbaridades que tenía y pidió que le dieran carta blanca para retocar ciertos aspectos de la historia. Como resultado, el libro es relativamente coherente y riguroso en muchos aspectos, mientras que la película tiene errores garrafales.

Comencemos. En la película (y en el libro) se especifica claramente que la miniaturización se realiza encogiendo los átomos (y es de suponer que todas las partículas elementales que lo forman). Aquí tenemos el mismo problema que con el crecimiento: ¿y la masa? Al decir que los átomos encogen, se sugiere que la masa también lo hace. ¿A dónde va? Creo recordar que en el libro se da entender que el proceso es una especie de "desplazamiento" a través de alguna dimensión desconocida (¿la 5ª dimensión?). Así que la masa no desaparece, sino que se va a otra dimensión. Rebuscado, pero al menos se intenta no violar el principio de conservación de la masa.

Pero esta explicación tiene una implicación importante. Si el tamaño de los átomos de un objeto miniaturizado disminuye ¿cómo interactua con el resto del mundo? Este problema queda patente cuando el submarino se queda sin oxígeno y debe ir a "repostar" a los pulmones. En la película se dice que dado el tamaño del submarino, la presión del aire de los pulmones podría reventarlo si no se hace con cuidado, lo que da pie a la clásica escena de la tripulación mirando con tensión unos indicadores de presión. Pero el problema real es la diferencia de tamaño entre los átomos. ¿Cómo pueden respirar un aire cuyas moléculas son más grandes? Tal vez ni les quepa en los alveolos pulmonares. Asimov arregla esto en el libro, explicando que el sumbarino tiene un miniaturizador propio. De esa manera, el aire que recogen de los pulmones es miniaturizado antes de pasar al submarino.

Un problema aún mayor es el hecho de que todo lo que es miniaturizado vuelve a su tamaño original, transcurrida una hora. En la película, eso supone un peligro para la tripulación, ya que al aumentar poco a poco de tamaño, el sistema inmunológico del anfitrión les atacaría y les mataría. Justo al final de la peli, se ven obligados a abandonar el submarino ya que está siendo devorado por un leucocito. Los protagonistas se dirigen al lacrimal, donde son recogidos. Pero el submarino se queda dentro.

Es obvio que igual que los tripulantes recuperan su tamaño, también lo hace el sumbarino. Y el que sea devorado por un leucocito no supone ninguna diferencia. Todos los átomos del submarino deberían recuperar su tamaño original, aunque sólo quede chatarra. Así que si el submarino se queda dentro, debería haber crecido, reventando la cabeza del pobre paciente. Asimov nuevamente cambia la historia en el libro, y hace que los protagonistas encuentren un método de atraer al leucocito que se ha tragado el submarino, hasta el lacrimal. Así, recuperan su tamaño junto a los restos aplastados del submarino.

Lo mismo se aplica al líquido que se inyecta al paciente. En la película, la miniaturización se realiza en dos fases. Primero se reduce el submarino hasta el tamaño de más o menos una moneda. Después se introduce en un enorme conteendor de agua, y finalmente se reduce todo el contenedor hasta el tamaño de una jeringa (por lo que el submarino encoge aún más). Todo ese líquido es inyectado en el cuerpo del paciente, por lo que transcurrida una hora debería recuperar su masa original. Y estamos hablando de litros y litros. No creo que eso sea algo muy saludable.

En el libro, Asimov lo resuelve modificando la forma en que funciona el miniaturizador. Éste proyecta un haz más o menos regulable, y sólo se reduce lo que se encuentra en el haz. Así, cuando se deposita el submarino medianamente reducido en un tanque de agua, el haz es concentrado para que sólo afecte al submarino y al agua de alrededor. Uno de los personajes incluso explica que lo hacen para minimizar la introducción de agua miniaturizada en el cuerpo, ya que luego tiene que recuperar su tamaño original.

En fin, recuerdo que vi por primera vez esta peli siendo un niño, y ya entonces me di cuenta de que el submarino tendría que haber recuperado su tamaño al final de la peli. ¿Cómo entonces una persona adulta puede ignorar eso?

22 comentarios:

  1. La dolencia era un coágulo en el cerebro que debían disolver con láser. Otra incoherencia: se supone que reducen toda la materia, submarino tripulantes, etc.; pero hay una escena en la que enseñan el combustible nuclear del submarino. Un pasajero pregunta cómo tan poco combustible podrá alimentar los motores y le contestan que el combustible nuclear no se puede comprimir, por lo que se quedará en ese tamaño minúsculo que sí será suficiente para alimentar el submarino cuando esté miniaturizado. No sé a qué viene tal complicación absurda de guión sin pies ni cabeza. También me di cuenta de niño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En sueniolandia todo es posible hasta cuando el empleado publico dice que ese combustible"nuclear " no se toca. ..

      Eliminar
  2. Cito:

    ?¿Es material radiactivo?
    ?Combustible atómico
    [?]
    ?Dentro hay una partícula radiactiva microscópica.
    [?]
    ?¿Y cómo puede navegar un submarino con sólo una partícula microscópica?
    ?El combustible nuclear no puede reducirse, pero una vez reducido el reactor junto el submarino, una partícula microscópica da suficiente energía para activarlo.
    ?¿Y todo eso? no serán conjeturas?
    ?Oh, teóricamente ha de funcionar.

    También la vi de pequeño, y aunque difruté un montón, había cosas que no cuadraban mucho. Aún así, me encanta esta peli :-D

    PD: ¿Y qué me decís de los glóbulos rojos a lo lámpara de lava? Con lo fácil ?y más creíble? que era hacer unos disquitos de plástico.

    ResponderEliminar
  3. Creo recordar que el científico es un desertor del Bloque del Este (Guerra Fría, ¡yay!), que en la huída tiene algún problema y sufre una embolia cerebral, probablemente por un golpe, y tienen que entrar a eliminar el coágulo.

    ResponderEliminar
  4. Ops, no vi la respuesta de gerardo :). Sorry

    ResponderEliminar
  5. Yo pensaba que la pelicula era después del libro de Asimov. Pero siempre me ha extrañado que Asimov se saliera tanto de sus temas comunes y más que tubiera tantos fallos científicos básicos.
    Ahora aun estoy más convencido de que Asimov era el mejor.

    Hay otra película asi: "El chip prodigioso"

    ResponderEliminar
  6. En su época todo un acontecimiento, tanto a nivel de guión como técnico. Está bien realizada por Fleischer, uno de mis favoritos, y desdeñado por generaciones posteriores. Sin embargo, es cierto que, a veces, desprende un tufillo militarista que echa para atrás, como se suele decir. El personaje encarnado (estupendamente, como de costumbre) por el genial Edmon O'Brien es de un listo que no hay quien se lo crea (es un general del Ejército de los USA, claro). Pero todo esto se olvida gracias a la buena labor técnica en el apartado de decorados y efectos especiales (algunos hoy en día harían descojonarse a más de uno, pero esa es otra historia). Fue buena en su época, ahora curiosa, que no es poco.

    Un saludo.

    Iñaki

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te parece raro que desprenda tufillo militarista? Los chicos pueden abrir un zoologico con todo lo que tienen guardado todavia hoy...

      Eliminar
  7. No recordaba lo del combustible. Desde luego, no tiene nada de lógica. ¿Por qué no puede reducirse? ¿Cómo funciona el reactor con un combustible de átomos gigantescos para él?

    ResponderEliminar
  8. En fin, recuerdo que vi por primera vez esta peli siendo un niño, y ya entonces me di cuenta de que el submarino tendría que haber recuperado su tamaño al final de la peli. ¿Cómo entonces una persona adulta puede ignorar eso?

    Porque el adulto sabe perfectamente que estas peliculas no tienen ninguna coherencia cientifica.

    ResponderEliminar
  9. Lo mejor de la peli es la increíble y neumática Rachel Welch.

    ResponderEliminar
  10. Uf, en esa película hay fallos a mogollón. Uno de ellos es relativo a los tamaños. Si son reducidos tanto como dan a entender, algunas membranas que atraviesan serían para ellos como enormes muros de hormigón de cientos de metros de grueso, por ejemplo.

    Otro que se me ocurre es lo relativo a la frecuencia de los sonidos y/o de la luz, no sé cómo los navegantes oirían el corazón, por ejemplo, cuando relativamente la longitud de onda de los sonidos es para ellos enorme.

    Y apunto otra maravillosa película de empequeñecimientos llena de mala ciencia: El increíble hombre menguante, de Jack Arnold.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se podrian haber metido por alguna puerta o transproteina o colado por transportina pero ahi podia saltar el sistema inmunologico. Tanto laser usaban y reducian masa. No podian arreglar sin meterse? De afuera digo y reducir el coagulo o mandarlo a otra dimension o desintegrarlo en algo mas simple. Cauterizar la arteria con laser y empezar proceso de regeneracion en frio para que no moleste el flujo de sangre al ser reducido y que no sufran las celulas de la falta de oxigeno.

      Eliminar
  11. "Asimov arregla esto en el libro, explicando que el sumbarino tiene un miniaturizador propio. De esa manera, el aire que recogen de los pulmones es miniaturizado antes de pasar al submarino."

    Pues vaya solución del Sr. Asimov.. Si han de miniaturizar el aire antes de introducirlo en el submarino, el paciente ha de respirar el aire equivalente como para llenar el submarino a tamaño normal... Pobrecito ¿no?

    ResponderEliminar
  12. He leído un artículo de Asimov explicando los cambios que puso en el argumento del libro para darle plausibilidad científica.

    Lo cierto es que se acaba enredando y al final lo deja peor de lo que estaba.

    Me parece que ante cosas que son anticientíficas no cabe más que: o dejarlo tal como está (como una fantasía no científica) o no hacer la novela. Si no te enredas y queda peor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor tomarlo como algo plausible y preguntarse como podria ser en la realidad. Rechazarlo seria caer en el mismo error de la edad media. "Tu eres loco porque yo no lo he visto, a mi no me ha sucedido Mejor y mas creativo buscar el como y no descreer porque todavia no hemos alcanzado el nivel evolutivo suficiente.

      Eliminar
  13. Interesante. ¿Está disponible en algún sitio de la Red?

    ResponderEliminar
  14. Son varios artículos: "Contracción increible" "La Tierra de Mu" y otro que habla de la ley cuadrado-cúbica. Yo no los encuentro por Internet.

    Creo que la mayoria estan en "El electrón es zurdo", pero no estoy seguro.

    (Hum! Muy buena página! )

    ResponderEliminar
  15. Profesor Franz de Copenhage25 febrero, 2006 19:46

    Un malo infiltrado en la tripulación sabotea el laser: afortunadamente hay un cirujano con enfermera que fabrica una pieza de repuesto. Es interesante ver como no se les ocurre llevar repuestos para la herramienta clave de la operación pero sí un juego completo de bisturís y demás instrumental ¿por si había que practicar una apendicectomía de unrgencia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se podia reducir temperatura del paciente y evitar sangrado y falta de oxigeno. Congelar el coagulo y la infeccion del apendice.la peli del rayo que congela. ...

      Eliminar
  16. No creo que leas esto despues de tanto tiempo pero estoy repasando los articulos antiguos y queria comentar que Asimov aunque cambio cosas en el libro no se quedo satisfecho y escribio otro libro llamado viaje alucinante 2 aunque es practicamente igual pero sin los fallos, en este libro creo que variaban la constante de planck para poder disminuir de tamaño

    ResponderEliminar
  17. Sí, puedo leer comentarios de post muy viejos :-)

    Leío en su día Viaje Alucinante 2, que tiene un título engañoso, ya que no se trata de una segunda parte, sino de un "remake".

    Recuerdo algo lo de la constante de Plank, que deducían al final que tenía como efecto secundario que al miniaturizarse, la velocidad de la luz aumentaba, por lo que se podría en el futuro viajar más rápido que la luz, pero en teoría sin superar dicha velocidad para ese tamaño.

    ResponderEliminar