Búsqueda

miércoles, abril 27, 2005

Cociente intelectual (que no coeficiente)

Acabo de leer una noticia que dice que según un estudio, la obsesión por los SMS y el e-mail puede reducir el coeficiente intelectual. Ésta noticia sería carne de cañón del blog Malaprensa, ya que no menciona detalles del estudio, pero dado que aquí nos preocupamos únicamente por errores relacionados con la ciencia o tecnología, hablaré del que me ha llamado la atención: coeficiente intelectual.

¿Y qué pasa con el coeficiente intelectual? Pues nada especial, simplemente que no es coeficiente intelectual, sino cociente intelectual. ¿Y cuál es la diferencia? Pues la verdad es que mucha.

Como cualquiera que no se durmiese en las clases de mates del cole sabe, un coeficiente es un factor, un término multiplicativo. Algo que multiplica a otra cosa, vamos. Por ejemplo, si recordamos la forma más genérica de una función lineal: y = ax + b tenemos que a es el coeficiente de x. Y si bien es cierto que en algunos contextos científicos, el término coeficiente se refiere a algún tipo de propiedad de algún tipo de objeto o concepto, no es menos cierto que normalmente se encuentran presentes en ecuaciones, multiplicando a algo. Así, por ejemplo, el coeficiente de dilatación es una propiedad de los materiales que relaciona el incremento de longitud (pensemos por ejemplo en una barra o un cable) con el incremento de temperatura, de forma que la con fórmula ΔL = α Δt, podemos calcular el incremento de longitud (ΔL) multiplicando el coeficiente de dilatación (α) por el incremento de temperatura (Δt).

Y como cualquiera que simplemente sepa dividir, un cociente es el resultado de una división. Recordando lo que nos enseñaron en el cole (creo que en 3º de EGB), si queremos dividir 7 manzanas entre 2 personas, nos sale a 3 manzanas cada uno y nos sobra 1 manzana. (7 = 2 * 3 + 1). El 7 es el dividendo (lo que queremos dividir), el 2 el divisor (entre lo que queremos dividir), el 3 el cociente (el resultado) y el 1 el resto (lo que nos sobra). Fácil ¿verdad?

¿Y qué tiene que ver todo esto con los del cociente intelectual? Pues mucho. El primer test para intentar medir de alguna forma la inteligencia de una persona, lo publicó Alfred Binet, en colaboración con Theodore de Simon, en 1905 y se conocía como la escala Binet-Simon. Posteriormente, en 1916, Lewis M. Terman, de la Universidad de Stanford, publicó una mejora del test, al que se le llamó Escala de Inteligencia de Stanford-Binet, y que fue la base para los modernos test de inteligencia.

¿Y? Pues que el test, básicamente calculaba la "edad intelectual" y la dividía entre la edad real. De ahí el nombre de cociente intelectual. Normalmente, se emplea en forma de porcentaje, de forma que si tu edad intelectual es igual a tu edad real, tu CI es de 100, no de 1. Actualmente, los test se realizan de otra manera, pero el término cociente intelectual, se mantiene.

Uno puede ahora decir que lo mismo ocurre con el coeficiente de dilatación, que mencionaba antes. Después de todo, el coeficiente de dilatación de un material se calcula de forma empírica, como un cociente entre el incremento de longitud y el incremento de temperatura. Pero la diferencia es que el coeficiente de dilatación se emplea como coeficiente (valga la redundancia) en la fórmula ΔL = α Δt para calcular el incremento de longitud (multiplica al incremento de temperatura). El cociente intelectual, sin embargo, no multiplica a nada en ninguna fórmula, ya que no se usa para calcular nada. Es sólo un indicativo de la inteligencia de una persona (aunque todavía no está todo el mundo de acuerdo )

Por desgracia, el hablar de coeficiente intelectual en vez de cociente, es un error muy habitual en todo tipo de medios. Tanto, que la RAE no ha tenido más remedio que incluirlo en su diccionario.

39 comentarios:

  1. Rondador Nocturno28 abril, 2005 00:51

    Pues que mal que la RAE termine aceptando términos incorrectos solo porque la gente no es capaz de aprenderselos...
    Se lo tomaran como mal de muchos consuelo de tontos?

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. muy interesante tu blog :)
    comparto la ciencia y B5 contigo ;)

    ResponderEliminar
  4. >> Pues que mal que la RAE termine aceptando términos incorrectos

    Pues sí. Ya pasó con modisto, jueza, presidenta... ¿tendremos que hablar entonces de oficinistos, electricistos, enfermedades latentas, remanentas o pendientas? :-)

    ResponderEliminar
  5. Gracias Javier.

    Babylon 5 for ever!

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno el post. Y estoy con Rondi, un punto negativo para la RAE.

    ResponderEliminar
  7. no se hasta que punto sea tan malo que la RAE incluya terminos que estan siendo "mal utilizados", porque considero que si el lenguaje que utilizamos dia a dia es resultado del desarrollo de la humanidad (eso espero), y por lo tanto de PERSONAS, tenemos todo el derecho de cambiar las reglas del juego

    quien es la RAE para decidir que podemos y no decir?
    entiendo que el asunto pasa por un tema de convenciones y la necesidad de comunicarnos, pero si nuevos usos de un termino logran gozar de acpetacion por un grupo relativamente amplio de personas, no se que tanto daño pueda hacer introducir una modificacion.
    en especial en casos como "oficinistos, electricistos, enfermedades latentas, remanentas o pendientas"; que daño hace caer en estos "errores"? simplemente no suenan bien, o es "incorrecto.

    lo que si creo, es que no debemos qedarnos en la ignorancia, si vamos a hablar de coeficiente intelectual, al emnos tengamos claro que significa.

    bcreo q me alargeu mucho :P

    interesante blog

    ResponderEliminar
  8. El tema del papel de la RAE en el lenguaje y de cómo evoluciona el lenguaje, siempre ha sido algo delicado, y con opiniones para todos los gustos. Yo creo que no se deberían admitir malos usos, y sí nuevos usos. El problema es ¿qué es un mal uso?

    Como soy de ciencias, pues no estoy seguro, pero sí tengo claros algunos ejemplos:

    Almondiga, que ya está recogida en el DRAE, para mí es un mal uso. Lo correcto es decir albóndiga. Lo de almóndiga lo considero un vulgarismo, al nivel de "pescao".

    Nominar: si miramos en el DRAE vemos:

    1. tr. Dar nombre a alguien o algo.

    2. tr. Designar a alguien para un cargo o cometido.

    3. tr. Presentar o proponer a alguien para un premio.

    La última acepción es muy reciente, y es debido a una incorrecta traducción de la palabra inglesa "nominate", que significa "proponer" (es lo que se conoce como false friends, palabras muy parecidas a otra en nuestro idioma, pero con un significado completamente diferente, como probe, actually o host). También lo considero un mal uso, pues se ha extendido debido a una mala traducción y a los medios de comunicación. Si te machacan continuamente lo de "nominado a los Oscars", pues acabas cayendo. Pero no es un uso, digamos "surgido espontáneamente del pueblo".

    Ratón: Este es un ejemplo de nuevo uso. Un dispositivo inventado hace pocas décadas, y al que hay que ponerle un nombre. Y si en inglés se dice mouse, pues ¿por qué no ratón?

    Todo esto es algo muy subjetivo, pero si se admite almóndiga, por qué no "cuñao", "pescao", "tasis" (taxi), "cocreta" y un largo etc.

    ResponderEliminar
  9. Del diccionario panhispánico de dudas:



    2. cociente intelectual o de inteligencia. ?Número que expresa la inteligencia relativa de una persona y que se determina dividiendo su edad mental por su edad física?: «Su hijo tenía un cociente intelectual elevado» (Penella Hijo [Arg. 1995]). Es asimismo válida la expresión coeficiente intelectual (o de inteligencia), pues la voz coeficiente designa la expresión numérica de una propiedad basada en la relación entre dos magnitudes: «Su coeficiente intelectual [...] era bastante bajo» (Rumbo [R. Dom.] 20.10.97).

    ResponderEliminar
  10. En defensa de la RAE:
    Hola a todos. A ver. La RAE es una academia de la Lengua, no científica. Nuestro diccionario está repleto de palabras o expresiones (correctas) que provienen de errores de traducción, fonéticos, gramáticos o de mero entendimiento. En este caso, D. Alfonso, nos da la definición matemática (o física) exacta del término. Es de agradecer, sobre todo a los indocumentados científicos como yo, saber por fin cual es el concepto adecuado. La razón del error puede parecer al entendido un disparate. Confundir dos conceptos antagónicos y contradictorios (uno multiplicador y otro divisor) desde luego tiene muy mala pinta. Me temo que pueda provenir de un error de traducción, o simplemente de un malentendido de los medios que lo divulgan. La realidad es que, a nivel gramático, se aceptan las dos cosas: cociente o coeficiente intelectual. La cosa se solucionará cuando se invente otro sistema mejor para la medición de nuestra capacidad intelectual. Espero que los científicos le den un nombre sencillito, que no de pie a ningún malentendido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. No es cierto que la RAE admita términos erróneos. Efectivamente, en su origen el CI era un "Cociente", al derivarse su cálculo de la división de la edad mental entre la edad cronológica; sin embargo, este cociente se acuñó como "coeficiente intelectual" con objeto de superar las limitaciones derivadas de la aplicación del cociente en adultos, puesto que la edad mental no crecía al mismo ritmo que la edad cronológica y por tanto los "cocientes" intelectuales derivados de las pruebas resultaban extremadamente bajos. El cociente, por tanto, se transformó en "coeficiente" normalizándose las puntuaciones y obviándose la división por la edad cronológica.
    Por tanto, ambos conceptos, "cociente intelectual" y "coeficiente intelectual" son correctos; digamos que el cociente es el precursor del coeficiente y obviamente sujetos a consideraciones estadísticas divergentes.

    ResponderEliminar
  12. «El cociente intelectual, sin embargo, no multiplica a nada en ninguna fórmula»

    Coeficiente intelectual*edad real="edad intelectual"

    ResponderEliminar
  13. La RAE no sólo admite ambos términos, sino que prefiere coeficiente. Esto hace que no sea creíble que hayan aceptado coeficiente porque se usaba mucho. El porqué lo ignoro.

    cociente.
    ....
    ~ intelectual.

    1. m. Psicol. coeficiente intelectual.


    coeficiente.
    .........
    ~ intelectual.

    1. m. Psicol. Cifra que expresa la inteligencia relativa de una persona y que se determina dividiendo su edad mental por su edad física.

    ResponderEliminar
  14. Hola alguien me puede dar mas fuentes acerca de q el termino esta mal utilizado? la real academia española en algun momento admitio q se equivoco o alguien de renombre puede demostrar q lo escrito entre la diferencia de cociente y coeficiente es tan correcto? le sgradeceria q me dieran algun link muchisimas gracias!!!

    ResponderEliminar
  15. En el enlace a la Wikipedia del artículo, hay una breve historia del origen del término.

    La RAE en realidad no "se equivoca", ya que no dice cuál debe ser el sigbificado de las palabras, sino que recoge su uso. Si un uso incorrecto se extiende, tarde o temprano la RAE lo recogerá en el diccionario.

    ResponderEliminar
  16. ...Creo que se debe a el momento en el que se lo tome. Siendo estrictos, el "cociente" intelectual es el resultado de la división de una edad sobre la otra... ANTES de multiplicarlo por 100, ¿no?
    Bien. Se lo multiplica por 100 para utilizarlo luego como un "coeficiente" en diferentes cálculos. Como el de dilatación con el que ejemplificaste.
    Es decir... Si lo que uno quiere es saber el resultado de su test, que pregunte: "¿Che, cuál es mi cosiente entonces?. Y si después lo quiere usar en alguna fórmula, que diga: "calculá que mi coeficiente es tal"...
    Y todos contentos!
    Sin embargo me atrevo a pensa

    ResponderEliminar
  17. AnteTodoMuchaCalma06 febrero, 2009 14:31

    ¡Pero es que el uso del lenguaje admite el término "coeficiente" como algo distinto de un factor!

    Y no sólo en el coeficiente de dilatación, sino en el coeficiente de escorrentía (también recogido en el diccionario RAE), que es una RAZÓN.

    EL diccionario RAE recoge como segunda acepción de coeficiente la siguiente: "Expresión numérica de una propiedad o característica de un cuerpo, que generalmente se presenta como una relación entre dos magnitudes". Una relación que por supuesto puede ser una razón. Así, en el coeficiente de dilatación, el de escorrentía y en la INICIAL manera de calcular el IQ (que era un IntelligenzQUOTIENT, ciertamente).

    ResponderEliminar
  18. Aunque hace mucho que se escribió este post, debo decir que me ha interesado muchísimo. Como comentario agregaré que si hubiese tenido a alguien que explicara tan bien como tu, quizás y hasta entendería mejor las matemáticas y derivados!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. La edad intelectual se mide por medio de determinados test o pruebas. Esto puede considerarse como una costante, por tanto, será coeficiente. En cualquier caso, como ya han dicho, si se multiplica por 100 deja de ser un COCIENTE. Será un COCIENTE multiplicado por una constante, 100, es decir, un COEFICIENTE.

    ResponderEliminar
  20. Si según tú:

    "un cociente es el resultado de una división"

    se le debe de llamar cociente, porqué no se llama cociente de variacion en estadistica (es la división de la desviación típica entre la media)?¿?¿?¿

    A veces las cosas no están tan claras como uno supone....

    ResponderEliminar
  21. Quien determina lo que es correcto o no es la RAE, y ellos dicen que ambos términos son igualmente válidos, por más que se empeñen algunos en afirmar que el válido es "cociente", como Mercedes Milá.

    ResponderEliminar
  22. Si según tú:

    "un cociente es el resultado de una división"


    Según yo no. Según cualquier persona que recuerde las matemáticas de primaria, donde enseñan lo que es el dividendo, el divisor, el cociente y el resto.

    Quien determina lo que es correcto o no es la RAE

    Bueno, desde que recogieron en el diccionario la voz "almóndiga" (sí, si, con M), mi fe en la RAE ha disminuido mucho.


    Ya son ganas de discutir. El término original es cociente intelectual, y en inglés se denomina "intelligence quotient" (IQ) siempre.

    El término "coeficiente intelectual" viene de un mal uso del lenguaje, como las palabras "modisto", "presidenta" o "nominar" (como sinónimo de proponer). ¿Que los recoge el DRAE? Pues vale, pero eso no borra su origen.

    ResponderEliminar
  23. Pues nada, habrá que consultar en los blogs para hablar correctamente.

    ResponderEliminar
  24. Me da mucha pena que una discusión sobre lingüística (letras) cobre tanto protagonismo en un blog que principalmente trata temas sobre física o informática (ciencias).
    Por favor volvamos a los temas por lo que todos estamos aquí.
    Alf, tienes mi admiración por tus conocimientos, (me confieso bastante ignorante), pero sobre todo por tu buen modo de compartirlos.
    Bssss.

    ResponderEliminar
  25. El trabajo de la academia no es imponer cosas, sino observar la lengua y recoger lo que ve. Recoger no las imposiciones que se intentan decretar desde arriba (ie, "miembras"), sino la evolución natural desde abajo, o sea, lo que todo el mundo usa sin darse cuenta de que lo está usando. Por eso también se recogió el leísmo y por eso recientemente se le ha quitado la tilde al como en todos los casos.

    ResponderEliminar
  26. Por cierto, lo que hizo Binet no era en ningún sentido para medir la inteligencia de una persona en el sentido que les da la gente ahora a los tests de inteligencia y a la inteligencia misma (un número innato y fijo).

    En palabras de hoy, el test de Binet era más bien un predictor del fracaso escolar.

    ResponderEliminar
  27. Un coeficiente es una razón adimensional (además de un factor).

    Es decir, la división entre edad intelectual y edad real resulta en un coeficiente (también un cociente).

    Dividir edad entre longitud no daría un coeficiente, simplemente un cociente.

    Pero es un error muy común escribir entradas de blog llamando ignorantes a los demás, buena suerte con eso.

    ResponderEliminar
  28. Un pequeño comentario... no den por sentado que todo lo que uno aprende en el colegio, especialmente sobre matemáticas, es correcto... al llegar a la universidad, lo primero que me dijeron fue eso, en las clases de cálculo.

    Por ejemplo, en el colegio (por lo menos a mí) decían que para calcular "raíz cuadrada de x^6" se "dividían" el 6 con el 2, siendo el único resultado, x^3. ¿Y qué pasa con (-x^3)? Nunca se tomaba en cuenta, sólo se tomaban en cuenta los resultados negativos de raíces cuadradas al resulver ecuaciones cuadráticas.

    Algo similar puede suceder con los términos "cociente" (o cuociente) y "coeficiente". En el colegio sólo dan una posible acepción, cuando en realidad puede tener más de una, para no complicar tanto a quienes no son científicos.

    Saludos, muy buen blog, me encantó :D

    ResponderEliminar
  29. Como bien comenta SicknesS, es fácil llamar ignorantes a los demás. Antes has de asegurarte de que tienes razón, y consideroi que no al tienes en absoluto.

    Sí se puede llamar coeficiente, por las siguientes razones:

    1. Lo admite la RAE. Eso ya es debería ser suficiente.

    2. En matématicas, coeficiente se aplica sólo a un valor numérico que multiplica un monomio. De acuerdo. Pero hay otras disciplinas científicas en el mundo, y no hablo sólo de la psicología. En física (una ciencia tan respetable y compleja como la tuya), coeficiente es una expresión númerica derivada de una fórmula, sea o no una división. O sea, que el resultado de cualquier fórmula, es un coeficiente. Incluso los cocientes, así que el término no es excluyente.

    3. Cada disciplina tiene derecho a usar la terminología que le apetezca. Si los psicólogos quieren llamarle coeficiente, tú tienes que respetarlo, igual que yo respeto que tú, cuando hablas de números, utilices las palabras real, imaginario o primo, con un significado que nada tiene que ver con su significado en la calle.

    4. La más importante. Tu mismo reconoces que el C.I ya no calcula dividiendo, así que ¿por qué mantener el nombre de una métodología que ya no se gasta?. Al principio lo hacían dividiendo edad observada entre edad real (y multiplicando por 100), pero pronto se dieron cuenta de que este método no sirve para los adultos. Quiero decir, puede tener sentido decir que un niño de 3 años tiene un C.I. de 200 porque es tan listo como un niño de 6 años, pero no tiene sentido decir que Stephen Hawking (71 años y 160 de C.I) es muy listo porque tan listo como un hombre de 113.6 años.

    Así que antes de criticar, entérate bien, porque en realidad es mucho más correcto llamarlo coeficiente que cociente, aunque en origen se le llamara cociente.

    ResponderEliminar
  30. Me edito a mi mismo.

    Los psicólogos prefieren el término cociente, por respetar al inventor del término, y por tanto es la palabra que hay que usar. Pero sólo por eso, por respeto a una disciplina científica, no por toda la explicación del inicio, que sigue siendo errónea.

    Es igual que discutir porqué se le llama primo al número primo.

    El CI no es cociente, pero los psicólogos prefieren llamarle así. Pues llamémosle así.

    ResponderEliminar
  31. ES COMO QUITAR UNA FAROLA POR QUE TROPIEZAN LOS DESPISTADOS

    ResponderEliminar
  32. En acuerdo con algún otro anónimo y habendo estudiado varias disciplinas científicas se me antoja mucho más adecuado el término coeficiente que cociente por varias razones, entre las que mas peso arraigan en mi mente se encuentran las siguientes:
    - Coeficiente en física es una propiedad intrínseca de algo (el de rozamiento por las superficies, el de dilatación como expresas por la propia materia)en el caso de una persona claro está que es intrínseco a cada una de ellas y de cara a medir la capacidad de actuación en ciertas circunstancias la psicología puede tomarlo como lo que es un "coeficiente".
    - Por otro lado la plabra en si consta de una raiz "eficiente" que según algunas acepciones significa competente... no hace falta que prosiga con la explicación en este argumento.
    Sinceramente criticar por criticar evita la capacidad de entender.

    ResponderEliminar
  33. Qué ganas de darle vueltas a lo mismo, buscando otros significados. El término original es "cociente intelectual", porque era un cociente, una división. El término en inglés es "intelligence quotient", en alemán "intelligenz-quotient", en francés "quotient intellectuel"... Buscad otro idioma donde se utilice algo que se pueda traducir como "coeficiente" y no como "cociente".

    Y sí, la RAE recoge coeficiente intelectual, al igual que también recoge "almóndiga", cosa que para mí siempre será una patada al lenguage.

    ResponderEliminar
  34. Si la RAE recoge almóndiga, yo lo respeto, porque la RAE la llevan académicos, que saben lo que hacen. No es recoger cualquier vulgarismo porque sí, sino porque es usado por mucha gente. La RAE no vigila la pureza de la lengua, recoge lo que hay en la calle.

    También antes se decía "non fuyades" (el Quijote) y ahora se dice "no huyáis" y no pasa nada, que la lengua es de quien la usa, no tuya.

    ResponderEliminar
  35. Los de ciencias sabéis mucho de números, pero los de letras sabemos más de palabras. Deja que uno de letras intente arrojar algo de luz al asunto.

    Existen dos niveles de lenguaje, el culto y el coloquial. Ambos son igual de válidos, cada uno en su contexto, no caigas en el error de creer que uno es superior al otro. Saltar de uno a otro sin avisar, a veces puede llevar a confusión. Se supone que la persona inteligente es la que sabe manejarse en ambos, según el momento.

    Por ejemplo, en el lenguaje de la calle, duro es aquello que es difícil de romper. Sin embargo, todos sabemos que en física, la palabra duro significa aquello difícil de rayar, así que para un carpintero (por ejemplo) el martillo es mucho más duro que el cristal, pero para un físico, el cristal es mucho más duro que el martillo. Y en realidad ambos están hablanco correctamente, cada uno en su contexto.

    Del mismo modo, para el carpintero, el cepillo es una herramienta que corta. Para el resto de la gente (incluido el físico) el cepillo es lo que se gasta para peinarse. Y ambos están hablando correctamente.

    Es responsabilidad del físico saber que el carpintero tal vez no le va a entender si dice que el cristal es duro, y es responsabilidad del carpìntero saber que el físico tal vez no le va a entender si dice que el cepillo corta. Pero no puede tener la arrogancia de pensar que es él, y no el otro, el que usa la palabra correctamente. Cada uno la usa bien en su campo.

    Si tú no sabes ponerte en el lugar de ambos, y te crees más listo que los demás, el error es tuyo, no de ellos. La palabra duro, o la palabra cepillo pueden significar cosas diferentes según el contexto.

    Pasemos al C.I. En origen, la fórmula era un cociente, (con el matiz que apuntas de que luego se multiplica por 100, así que en rigor ya no es un cociente). Y ése es el nombre que le puso el que lo inventó, por tanto es el nombre que hay que usar. En eso estamos de acuerdo. Pero la RAE recoge también el otro, así que es perfectamente válido, y si tú no lo aceptas, el problema está en tu cabeza.

    ResponderEliminar
  36. A ver, Alf, no te pongas tan profundo dando lecciones de lengua. Si eres matemático, mejor sería que intentaras explicarme algo de álgebra abstracta, que no hay quien la entienda, y no que te entretengas en chorraditas de cómo tienen que llamarse las cosas que te estás saliendo de tu campo...

    ResponderEliminar
  37. Para mí, ambas expresiones son válidas… Lo llaman cociente intelectual porque es una expresión de de división… al igual que cociente es una expresión de multiplicación. Ambas son validas porque tanto la división y la multiplicación, al igual que la suma y resta son equivalentes…
    Restar 8 -3 = 8+(-3)… (Edad mental*100/Edad cronológica), es una división al igual que:
    (Edad mental/Edad cronológica) es el coeficiente de 100... (Edad M/Edad C)*100

    ResponderEliminar
  38. Para los que tanto creen en Wikipedia he aquí la respuesta http://es.wikipedia.org/wiki/Coeficiente (en el último punto).
    Yo tampoco soporto las "almóndigas",las "médicas" y todos esos "palabros" que se incluyen como términos válidos sólo porque la gente los utiliza con frecuencia.
    Pues resulta que los términos coloquiales,aunque se admitan como válidos,siguen siendo erróneos.
    Así que si utilizas coeficiente intelectual en lugar de cociente intelectual,estás utilizando un término equivocado (aunque sea aceptado).
    Eso me recuerda a un oxímoron utilizado frecuentemente y que me hace sonreír....Inteligencia Militar :)
    P.D:Ya sé que no viene al caso pero me apetecía decirlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  39. "Así que si utilizas coeficiente intelectual en lugar de cociente intelectual,estás utilizando un término equivocado (aunque sea aceptado)"

    Otro con un problema en la cabeza. Coeficiente intelectual es más recomendado que cociente.

    Y nada tiene que ver con el caso de almóndiga, el cuál se aceptó porque hay gente que sabiendo que lo correcto era albóndiga, tenían serios problemas en su pronunciación. La lengua como bien dice uno, no son vuestras. Y el Español de Cervantes poco tiene que ver con las construcciones actuales.

    ResponderEliminar