Búsqueda

lunes, junio 20, 2005

La destrucción del Golden Gate

Las películas del género de catástrofes tienen determinados tópicos de los que es casi imposible escapar. Cuando ocurre determinado desastre en una ciudad (terremoto, maremoto, meteoritos, alienígenas, monstruos colosales...) siempre se destruyen determinados edificios o construcciones monumentales. Si el desastre ocurre en Nueva York, es inevitable ver destruida la Estatua de la Libertad, el Empire State, el Crysler o las trágicamente desaparecidas Torres Gemelas. Si ocurre en Washington, es normalmente el Capitolio o el Obelisco el que es derribado. En Seattle le toca a la Aguja Espacial, en Los Angeles el cartelito de Hollywood, en París es la Torre Eiffel o el Arco del Triunfo, y en San Francisco... ¡Premio! El Golden Gate.

Carátula de la miniserie 10.5Ayer domingo pusieron la miniserie 10.5 (del tirón, como su fuera una película), uno de esos productos hechos directamente para televisión, con escaso presupuesto y muchas ganas de crear imágenes espectaculares. Ya he dicho anteriormente que me encantan estas cutre-películas y que me harto a reir con ellas. e 10.5 se pueden decir muchas cosas, Carátula de The Corepero de momento me voy a quedar con una escena que me recordó muchísimo a otra de la peli, The Core (ya para cine, y con bastante más presupuesto). Se trata de la destrucción del Golden Gate. En ambas escenas, el Golden Gate es destruído por un desastre natural (un terremoto en 10.5, un haz de microondas en The Core), y en ambas se rompen los cables que sujetan la parte central del puente que se hunde, y los pilares se curvan o inclinan hacia el centro.

Foto del Golden GateBueno ¿y? Vamos a ver cómo funciona un puente de suspensión como el Golden Gate. Los puentes de suspensión (no sé si en castellano se denominan así, que algún ingeniero de caminos me corrija) tienen dos pilares centrales que soportan toda la estructura. De esos pilares surgen unos cables que soportan el peso de la calzada. Cada pilar soporta el peso del tramo de puente desde el pilar hasta el extremo, y el tramo de puente desde el pilar hasta la mitad del puente. La estructura está equilibrada porque el peso de cada lado del pila se compensa con el peso del otro lado. Imaginemos dos balanzas (de las de dos platillos) que ponemos una junto a la otra, en línea. En ambas balanzas ponemos medio ladrillo en el platillo del extremo, y un ladrillo entero sobre los platillos que quedarían en el centro, pero de forma que una mitad de ese ladrillo entero descanse sobre el platillo de una balanza, y la otra mitad sobre el platillo de la otra.

Fácil ¿verdad? Pues bien, qué ocurriría si cortamos las cuerdas cadenas de los platillos que sijetan el ladrillo entero. Pues que el ladrillo se cae, claro. Pero además, debido al peso de los medios ladrillos que están en los otros platillos, las balanzas se inclinarán hacia ellos, es decir hacia el exterior.

Fotograma de la película The Core en la que el Golden Gate se funde en su parte central.Con un puente de suspensión ocurre exactamente lo mismo. Si los cables que sujetan la parte central del puente se rompen o funden, esa parte de la calzada caerá, lógicamente, pero además los pilares tendrán que soportar todo el peso de los extremos del puente sin ningún tipo de cotrapesos. Si se doblan, se inclinan o se desmoronan debido a ello, será siempre hacia los extremos del puente y nunca hacia el centro, como ocurre en 10.5 o en The Core.

Para terminar debo puntualizar que todo esto sólo es aplicable si la parte central del puente se derrumba porque los cables que lo sujetan se rompen. Por supuesto, si lo que se rompen son los cables de los extremos, los pilares se inclinarían hacia el centro y esa parte de la calzada se hundiría. Pero eso no es lo que ocurre en las películas comentadas, donde nos muestran claramente cómo son los cables de la parte central los que fallan.

9 comentarios:

  1. Nada como las licencias cinematográficas.

    Bienvenido a casa ;-)

    ResponderEliminar
  2. En realidad, lo que el guionista o director de turno quiso plasmar sobre la pantalla es una doble forma de morir. Uno va tan campante cruzando el Golden Gate y estando en su centro, plas, se hunde. Así que allí va, directo al centro de la bahía con su flamante coche nuevo. Pero uno se salva en un alarde de fortaleza física. Mas el director de la película cree que esa manía de sobrevivir no puede tener éxito. ¿Cómo conseguir que uno palme? Evidentemente tirándole los dos pilares sobre la cabeza.

    En fin, que lo que atenta contra la física no es más que una reflexión sobre la inevitabilidad de la muerte, demostrando que no es una cutre-película, sino digna de que la filmara el mismísimo Bergman. ¡Que no se diga!

    ResponderEliminar
  3. ¡Ja, ja! Oye Ferre, ¿no serás por casualidad de ADLO? :-)

    ResponderEliminar
  4. Una vez mas, corte fino de bisturi, y muy preciso.

    Y... muchas gracias por enlazarme ;-)

    ResponderEliminar
  5. Pues no, pero estoy por pedir el ingreso. ¡BWA-HA-HA-HA! ;-)

    ResponderEliminar
  6. Rondador Nocturno22 junio, 2005 12:46

    Deberías, Ferre. Ha sido un comentario muy Adlo! jajaja

    Alf, un post genial. Me encantan estos gazapos de películas.

    ResponderEliminar
  7. No soy ingeniero, sino traductor, y te puedo decir que la traducción de «suspension bridge» en castellano es «puente colgante». La denominación es un poco equívoca, porque hay puentes que se conocen como «colgantes» pero no entran dentro de la categoría de «suspension bridges», como el puente colgante de Portugalete (http://www.puente-colgante.com/), que en realidad es un puente transbordador. En cualquier caso, el Golden Gate y todos los puentes similares se deberían denominar puentes colgantes. Si los cables están tensos (como en el caso del puente sobre el embalse de Barrios de Luna, en León -http://www.chduero.es/cgi-bin/Webcorp2/Infogen/Embalses/Barrios%20de%20Luna.htm-), entonces es un puente atirantado; los dos tipos de puente se confunden con frecuencia.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la aclaración :-)

    ResponderEliminar
  9. A mi me llamó más la atención que se derritieran el puente, el asfalto, los neumáticos... todo menos los coches y el conductor.

    ResponderEliminar