Búsqueda

jueves, noviembre 12, 2009

El color que cayó del cielo

Tras dos entradas dedicadas a cómo percibimos el color ([1] y [2]), es casi obligatorio comentar un relato de H. P. Lovecraft, titulado «El color que cayó del cielo», o «El color de fuera del espacio», dependiendo de la traducción (el título original es «The Colour Out of Space»). La historia gira en torno a un meteorito que cae en el campo, y poco a poco la vida de alrededor se va marchitando, y algunas personas enloquecen. Todo ello debido a algún tipo de ente que llegó a la Tierra en ese meteorito.

A lo largo del relato, se menciona varias veces la presencia de un color desconocido para el hombre, imposible de describir, asociado al meteorito. Así, unos profesores de la ficticia Universidad de Miskatonic estudian un fragmento y «al ser calentada ante el espectroscopio mostró unas brillantes bandas distintas a las de cualquier color conocido del espectro normal». Dentro del meteorito, se halla una sustancia extraña cuyo color se nos describe así: «El color, parecido al de las bandas del extraño espectro del meteoro, era casi imposible de describir; y sólo por analogía se atrevieron a llamarlo color». Las descripciones sobre la incapacidad de describir el color se repiten a lo largo del relato: «su color era tan raro que no podía ser descrito con palabras», «su color era también muy extraño (...) igualmente desconocido para cualquiera que lo viera», «no correspondía a ninguno de los matices que el ojo humano había visto hasta entonces». Bueno, os hacéis una idea ¿no? Un color desconocido por el hombre, nunca visto, y que no se parecía a ningún otro color. Un color de otro mundo.

Pero si habéis leído las entradas anteriores dedicadas al color, comprenderéis que no tiene sentido. El color es un producto de las distintas reacciones de los conos de nuestros ojos ante la luz visible, es decir, ante fotones cuya frecuencia está en un rango determinado del espectro electromagnético. Dicho rango va del rojo al violeta, pasando por todos los colores del arco iris. La radiación electromagnética que cae fuera del rango de la luz visible (y podríamos incluir el ultravioleta cercano en el rango visible, por cierta anécdota contada por Sildur), es invisible para nosotros. No tiene sentido, por tanto, esa referencia a las bandas fuera del espectro normal. Si estaban fuera del espectro de luz visible, entonces no eran ningún color. No era luz visible y no se podía ver con el ojo humano. Y si estaban dentro del rango de luz visible, entonces corresponderían necesariamente a colores conocidos, concretamente, colores espectrales.

Como ya sabéis, el resto de colores corresponden a mezclas de colores espectrales. Uno puede pensar que tal vez haya combinaciones de estimulaciones de nuestros conos, que nadie, o poca gente, haya experimentado, por no encontrarse en la naturaleza. Pero dado que el color es en cierta forma una «invención» de nuestro cerebro, una forma de interpretar esas estimulaciones, ciertamente lo veríamos parecido a otro color familiar. Podéis experimentar vosotros mismos con los sitios Colrd o Colorspire, donde en la propia página podéis mezclar (aditivamente) rojo, verde y azul para obtener cualquier color de la gama RGB. Intentad crear colores raros. Aunque no tengáis un nombre para el color, seguro que podréis describirlos en términos de parecido a otros colores («verde grisáceo amarillento», o «marrón tirando a rojizo»). No creo que encontréis alguno «imposible de describir».

Y antes de que alguien lo mencione, sí, ya sé que así no conseguiremos reproducir toda la gama de color perceptible por el ojo humano, pero si revisáis las figuras de la entrada anterior, veréis que los colores que «faltan» no son especialmente extraños, pues están entre nuestro triángulo y los colores espectrales o la línea recta de los magenta.

27 comentarios:

  1. Bueno la literatura de lovecraft utilizaba mucho estas descripciones "colores que no existen" o hablando de no se por ejemplo una habitación que tenía un portal a otro mundo o algo así creo recordar "el ángulo entre las paredes formaba un ángulo imposible" etc etc... es sólo un recurso literario para describir el "horror de otros mundos" en la literatura de lovecraft, obviamente es absurdo pues todo color EXISTE, todo ángulo formado por unas paredes "EXISTE y s epuede medir" etc etc... sólo son recursos literarios, a Lovecraft se lo puedo perdonar :-) es literatura de ficción, lo mismo en una película de "ciencia ficción" si que no lo puedes perdonar... precisamente por la coletilla de "ciencia" ;-)

    Un saludo de un lector asiduo de tu web.
    Gabi.

    ResponderEliminar
  2. Disiento!

    Vosotros, los muggles, no podéis ver el octarino.

    ResponderEliminar
  3. No estoy de acuerdo del todo con el artículo.
    Los humanos no sólo percibimos colores, sino también brillos y texturas. Si no, intentad hacer el color oro con una tinta plana.
    En cuanto a las bandas del espectro de un material, no todas las posiciones son posibles (eso dice la física cuántica), por lo que es perfetamente imaginable que aparezcan bandas en lugares donde nunca aparecen normalmente. Quizá sí, habría que cambiar "cualquier color conocido" por "cualquier otro material conocido".

    Max
    (Si no había escrito críticas hasta ahora era porque los artículos suelen ser inmejorables)

    ResponderEliminar
  4. Muy buenos días,

    Pues yo no estoy muy de acuerdo con "Anónimo". Vale que los humanos no percibimos únicamente colores, sino también brillos y texturas, pero, siguiendo el ejemplo que pones del oro, aunque no lo podamos reproducir exactamente con una tinta plana, todos estamos de acuerdo en que es amarillo, o algo muy parecido al amarillo.


    Y aunque una raza alienígena consiguiera un material cuyo espectro tuviera unas bandas nunca vistas en nuestro planeta, de todas maneras, para ver esas bandas éstas tendrían que estar dentro del rango del visible, y naturalmente tendrían que estar colocadas junto, o muy cerca de, o entre, bandas que sí conozcamos, con lo que podríamos describir su color como "algo muy parecido al rojo", por poner un ejemplo, pero nunca como algo indescriptible. Si las bandas de ese hipotético desconocido material están fuera del visible, entonces no son colores. O sea, justo lo que dice Alf.


    No sé, se me ocurre que éso sí sería posible con sonidos o con olores, pues para los sonidos sí que está determinado según creo el rango de frecuencias y volúmenes audibles, pero no los timbres de los sonidos, y de los olores, salvo que mis conocimientos sean tan pobres como me temo, no hay rangos establecidos.

    ¡Saludetes cordiales!

    ResponderEliminar
  5. Así, no es extraño que los artistas disfruten como enanos intentando representar esas criaturas horrorosas que Lovecraft no describe, pero que enloquecen a la gente cono sólo verlas... Pero eso es lo que hace a la vez que sea todo un hallazgo literario. Lo que no invalida las apreciaciones científicas, tan bien explicadas como siempre, de Alf...

    Y a título personal, siempre me ha gustado el nombre ficticio de Miskatonic. Si algún día fundo una ciudad, la llamaré así :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Rosenrdo, soy el primer anónimo de la página, la verdad es que es un nombre genial, pero si le pones ese nombre a tu ciudad ya sabes como acabará...
    Te describiría lo que os iba a suceder pero es que no existen palabras en nuestro lenguaje que puedan describir los terrores que vais a pasar.
    Jejeje...

    ResponderEliminar
  7. Como admirador de Lovecraft, tengo que reconocer que tienes razón en lo poco científica que es la descripción, igual que los personajes de Poe que se quedan canosos cuando se acongojan por algún horror inenarrable. Es una de las razones por las que no me gustaría ver ninguna obra de HPL hecha película (excepto Dreamquest of Unknown Kadath. Me encantaría ver Ulthar y sus gatos).
    Pero, ¿a alguien más le ocurre que el color del meteorito se imagina como de un violetilla iridiscente?

    ResponderEliminar
  8. Ya se. Los personajes de Lovercraft se refieren al octarino :)

    ResponderEliminar
  9. Muy cierto lo del articulo la única forma que se me ocurre que podría funcionar es que el material tuviera algún poder mutagenico (radiación iónica por ejemplo) al que fueran sensibles algunos conos, modificandolos de modo que puedan abarcar otras zonas del espectro de luz que de otro modo nos serían invisibles no se un fragmento de infrarrojo o de ultravioleta

    ResponderEliminar
  10. Bueno si, pero puede que el color no fuera percibido con los ojos, sino de alguna otra manera.

    ResponderEliminar
  11. Pero el color no es lo que perciben los ojos, ni los conos. Es lo que percibe el cerebro.
    Y el hecho de que el color no se pueda describir y que "supuestamente" no puede existir ese color es la causa de que la gente enloquezca. O sea que el artículo es correcto. Y como más correcto, más loco acabaremos al ver el color innombrable.

    ResponderEliminar
  12. Supongo que entonces volveríamos a esa vieja idea ciencia-ficcionera de la "percepción asesina": algo que lees, ves o oyes que te cortocircuita las neuronas, como el chiste mortal de los Monty Pithon, la melodía perfecta de Clarke en "Cuentos de la Taberna del Ciervo Blanco", los patrones crucifijo en "Blindsight" de Peter Watts, o, quizás, en esta historia, más que un color, un patrón de colores.

    La verdad es que pasar a Lovecraft al cine es puñetero. Suerte a Guillermo Del Toro con "En las montañas de la locura". Aunque si queréis un ejemplo majo de Lovecraft pasado por el filtro de la guerra fría y la CF, probad con "A colder war" de Charles Stross (sólo en inglés,lástima):

    http://www.infinityplus.co.uk/stories/colderwar.htm

    (Trabajar para Pantone debe ser peligrosísismo :D)

    ResponderEliminar
  13. Magia, en Lovecraft hay magia. No se pueden analizar científicamente esas cosas ;)

    ResponderEliminar
  14. Bardruck se me ha adelantado.Es una idea no explorada. Imaginad que efectivamente el meteorito emite algún tipo de radiación que altera los bastoncillos y permite ver otro rango en el espectro. Y que dicho rango lo vieramos tan diferente a los colores que percibimos que no lo supieramos asociar a ninguno. Pero puestos a imaginar supongamos tambien que nos provocara algún tipo de trastorno en la percepción organoléptica, y que provocara en nuestro cerebro una mezcla de sensaciones captadas por diferentes órganos. Es decir el meteorito podría ser verde, pero la alteración de la percepción en nuestro cerebro nos haría ver el verde meclado con un olor, o con un sonido, o con el gusto de nuestra propia saliva. Algo así oí que pasa con los psicotrópicos.
    Sol Arrakis.

    ResponderEliminar
  15. Como buen fan de Lovecraft, ese cuento se me hace uno de los mejores. No sólo produce inquietud; en algunos momentos la tensión es tal que supera ampliamente a cualquier película de terror.

    Un hombre tiene un campo visual limitado. No hay modo de que perciba colores "fuera de este mundo". Pero no se puede negar que la descripción está muy bien.

    ResponderEliminar
  16. ¿Hay algún precedente en la experimentación con drogas de percibir colores imposibles o indescriptibles? Al fin y al cabo, drogarse es trastear con el sistema nervioso.

    ResponderEliminar
  17. No es exactamente lo que dices, pero algunas drogas como el LSD pueden provocar "mezclas" en los sentidos y que "oigas" una imagen o veas un "sonido".

    ResponderEliminar
  18. Hola a todos.

    Un grupo de creativos y artistas nos hemos reunido para crear un videojuego de "El Color que cayó del Cielo" en formato de aventura gráfica.

    En el equipo tenemos a un Supervisor Científico, para darle verosimilitud a la historia y el gran tema de discusión que tenemos es sobre precisamente la representación de ese "color". Hemos desarrollado unas teorías interesantes que le dan una explicación lógica al tema.

    Aunque no puedo explicar nada ya que haría Spoiler del juego, les invito a que nos sigan la pista del proyecto para enriquecer mejor el planteamiento del relato.

    un saludo y este es nuestro blog

    http://finalbossstudio.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  19. Como me gusta Lovecraft, me gustaría pensar que cuando se refiere a cosas como "colores indescriptibles" etc, realmente pienso en que eso no es realmente de un color inexplicable, sino que al ser generalmente de origen extraterrestre o mas bien poco humano, hace que la persona que mira sufra de algun tipo de sinestesia, que confunda los sentidos y de ahí esa visión.

    Pero vamos, es solo por hacer el fanboy un poco... :)

    ResponderEliminar
  20. Si estaban fuera del espectro de luz visible, entonces no eran ningún color. No era luz visible y no se podía ver con el ojo humano

    una pregunta,(y espero no parecer excesivamente idiota por ella), si fuese posible pintar algún objeto con una pintura fuera del espectro visible...¿éste objeto se volvería invisible a la visión humana?

    muy buen blog,no soy para nada bueno con las ciencias pero puedo pasar horas leyéndolos :D

    ResponderEliminar
  21. Corso, siempre es bueno hacerse preguntas.

    Respondiéndote, un objeto que no emite ni refleja ninguna frecuencia en el espectro visible, lo percibimos de color negro.

    ResponderEliminar
  22. Interesante . si es verdad que cientificamente no es posible un color nuevo, por llamarlo asi. pero precisamente ese es el horror cosmico
    Pensemos que si se pudiera
    imaginen un color que no han visto antes..no pueden verdad? pues a eso se referia lovecraft. ahora imaginen esta cosa este color moviendose y chupandose la vida, como si ya el ver algo fuera de toda logica no fuera suficiente para asustarse . y si, ya se que no es posible y que eso no existe -o deveria existir- pero los personaje de lovecraft lo estan viendo frente a ellos violando todas las leyes fisicas que conocemos. ese es el horror cosmico. toda nuestras creencias no son nada ante los primigenios. solo nos queda refugiarnos en una nueva edad obscura tal y como H.P. Lovecraft lo dice al principio de la LLamada de Cthulu..pero despues de todo es solo ficcion, no?

    Ia Shub-Niggurath!

    ResponderEliminar
  23. Antes de expresar el comentario que me trajo aqui, dejame decirte que tu pagina me encanta, creeme e aprendido mas que con wikipedia, jejeje no es broma, la manera que tienes de explicar las cosas, hace que se pegue como cola loca.
    El asunto que te comento, es que la pagina 4096 Color Wheel, contiene softaware malicioso, te aviso por si algun incauto se mete en problemas y luego trata de culparte.
    Un saludo desde Mexico hermano.

    ResponderEliminar
  24. ¡Es verdad! Y no sólo eso. Color Creator ya no existe. Je, el post es de 2009, y esas web funcionaban y eran de confianza. Bueno, he sustituido los enlaces por otros de sitios similares.

    Gracias por el aviso.

    ResponderEliminar
  25. A ver si nos ponemos a analizar también si es posible y si tiene sentido el Cthulhu... que son cuentos! Lo que no tiene sentido es analizar si son posibles, como si fueran una película barata de Hollywood.

    ResponderEliminar
  26. Yo sé que algunas flores tienen colores que el ojo humano no percibe, pues estos están diseñados para llamar la atención de las abejas, las cuales pueden ver luz ultravioleta, y lo mismo pasa con los halcones que detectan el rastro de orina de los roedores, por que estos reflejan luz ultravioleta, lo que lo hace muy visible a sus ojos, por lo que podemos suponer que estos animales ven colores que son desconocidos para nosotros, así pues no es ridícula la idea de que existan otros colores además de los que podemos ver, lo absurdo sería que esos colores fueran visibles a nuestros ojos, seguro el autor de ese libro piensa que los colores que vemos son solo los que existen en la tierra, esto también se mencionó en un capitulo de Smallville en que un kriptoniano decía a su enamorada "en nuestro planeta hay atardeceres con colores que nunca has visto", por su condición alienígena no sería descabellado que un kriptoniano pudiera ver otros colores, de hecho como ya mencioné ciertos animales en la tierra puede ver ciertos tipos de luz espectral, después de todo los kriptonianos pueden ver incluso a través de las paredes, pero a mi me suena que lo que trataban decir es que en otros planetas podría haber otros colores que nos resultarían desconocidos, para explicarlo mejor piensen en un perro que ve en blanco y negro, a lo mejor el perro cree que todo en la tierra es blanco y negro por que así lo ve, y si tuviera una conciencia como la nuestra hasta podría pensar que si fuera a otro planeta vería otros colores...... pero no importa a que rincón del universo vayan los perros... seguirán viendo en blanco y negro pues sus ojos no pueden captar otros colores, ya que el tema no es que las cosas sean de un color tal, la cosa es de que color perciben nuestros ojos que son las cosas

    ResponderEliminar
  27. En 1983, Hewitt Crane y Thomas Piantanida construyeron un artefacto que tiene un campo rojo para un ojo y verde para el otro (o en algunos casos, amarillo-azul). A diferencia de los equipos usados en pruebas más simples, el artefacto tenía la habilidad para seguir los movimientos involuntarios del ojo, y ajustar sus espejos de manera que la imagen parecía estar perfectamente estable para cada ojo. Esto permitió la mezcla de los dos colores en el cerebro, sin producir verde para una prueba de amarillo-azul, ni marrón para una prueba de rojo-verde, sino colores completamente nuevos. Algunos de los voluntarios del experimento aún informaron que después de éste, todavía podían imaginar los nuevos colores durante un período de tiempo.

    ResponderEliminar