Búsqueda

martes, enero 30, 2007

House y el color de los ojos

Hoy volveré a adentrarme en el fascinante mundo de los cromosomas y los genes. Los lectores habituales saben que no suelo tocar estos temas, ya que mis conocimientos suelen ir por otros lares, pero lo que comentaré hoy es de colegio. El martes pasado, en uno de los episodios de la serie House, el borde doctor tenía que convencer a una paciente de que se operase de un tumor, aunque era benigno. Sorprendentemente, ella se niega, alegando que una cicatriz en la tripa la haría menos atractiva a los ojos de su marido (la sorpresa viene porque la buena mujer, estaba bastante rellenita). El marido visita a House para pedirle que convenza a su mujer, enseñándole fotos de sus 6 hijos. Al verlas, House pone su mirada de “acabo de darme cuenta de algo importante”, y poco después en una consulta posterior, le echa en cara a la mujer que los hijos no pueden ser todos de su marido, ya que hay niños con ojos verdes y azules, mientras que el matrimonio los tenía marrones.

Sin embargo esa afirmación no es correcta. Es un mito muy difundido el que de padres de ojos marrones, sólo pueden salir hijos de ojos marrones. Y eso no es así en absoluto. Es algo que puede ocurrir perfectamente, eso sí, siempre que haya ascendentes (abuelos, bisabuelos, etc) que lo permitan.

Al que recuerde las clases de biología del colegio, le sonará de algo el nombre de Mendel, y lo relacionará rápidamente con guisantes. Gregor Mendel fue un monje del siglo XIX que descubrió las reglas básicas que rigen la herencia genética, conocidas como Leyes de Mendel. Para ello, realizó una serie de experimentos con plantas, de los cuales, el más famoso es sin duda el de los guisantes. Recordemos en qué consistía: Mendel cultivó dos variedades de guisantes, una de las cuales era de color verde, y la otra era de color amarillo. Cruzó esas dos variedades y obtuvo como resultado unos guisantes híbridos, todos de color amarillo. Al autofecundar esos guisantes híbridos, obtuvo un resultado curioso. Tres cuartas partes de la descendencia era de color amarillo, y una cuarta parte era de color verde. De esta segunda generación, al autofecundar guisantes verdes, sólo salían guisantes verdes. Pero de los guisantes amarillos, en algunos casos sólo obtenía guisantes amarillos (la tercera parte) pero en otros, obtenía nuevamente guisantes amarillos y verdes, en una proporción de 3 a 1.

Mendel repitió los experimentos con otras variedades, como guisantes con piel lisa y arrugada, y concluyó, entre otras cosas, que había características hereditarias dominantes y recesivas. Un individuo puede tener ambas características, en cuyo caso la dominante se impone sobre la recesiva, teniendo la apariencia de la primera, pero con la posibilidad de transmitir la segunda.

¿Cómo sucede esto? Veamos, en el envío anterior hablé un poco de los cromosomas, y cómo estos “se agrupan” por parejas (mis disculpas a los biólogos por la excesiva simplificación), de forma que en la reproducción, cada progenitor aporta un cromosoma de cada pareja. Los cromosomas a su vez están divididos en genes, que es la unidad básica de la información hereditaria, por decirlo de alguna manera. Cada gen tiene “versiones diferentes” llamadas alelos. Cada progenitor tiene dos alelos de cada gen, y aporta uno de ellos en la reproducción, de forma que el descendiente, recibe un alelo de cada uno. En el experimento de los guisantes de Mendel, resulta que el gen que determina el color del guisante, tiene dos alelos, verde y amarillo, de los cuales el amarillo es dominante, y el verde es recesivo. A estos alelos los llamaremos A (de amarillo, y en mayúscula por ser dominante) y v (de verde, y en minúscula por ser recesivo). Los guisantes “de pura raza” tienen sus alelos iguales, es decir, los amarillos tendrán la pareja AA, y los verdes la pareja vv. Al cruzar las dos variedades, puesto que cada progenitor siempre aporta el mismo alelo, tenemos un cultivo de guisantes híbridos, todos con la pareja Av. Todos tienen tanto el alelo correspondiente al color amarillo como el correspondiente al color verde, pero como el amarillo es dominante, el guisante es de color amarillo. Al fecundar estos guisantes, podemos ver que la descendencia resultante tendrá cuatro posibles combinaciones de alelos: AA, Av, vA, y vv. Si suponemos que la probabilidad de proporcionar a la descendencia un alelo u otro es igual (50%), veremos que cada combinación tiene un 25% de probabilidades de aparecer. Así que tenemos un 25% de guisantes amarillos “puros”, un 50% de guisantes amarillos híbridos, y un 25% de guisantes verdes (únicamente se manifiesta el color verde en la pareja vv).

Bueno, ¿y qué tiene que ver todo esto con el color de los ojos? Pues resulta que en el colegio también nos enseñaron que el color marrón de ojos es dominante, y el color azul o verde es recesivo. En realidad, el color de ojos es un asunto bastante complicado, ya que intervienen varios genes en el resultado final, y tenemos casos como ojos grises, violetas, o incluso personas con un ojo de cada color. Sin embargo, podemos hacer un estudio aproximado, limitándonos a ojos marrones, verdes y azules. Veamos, en el cromosoma 15 existe un gen que influye en el color de los ojos, con dos posibles alelos: marrón y azul. En el cromosoma 19 existe otro gen que también influye en el color, en el que sus posibles alelos son verde y azul. El alelo marrón es el dominante y el azul el recesivo. El verde está “a mitad de camino”, siendo recesivo con respecto al marrón, y dominante sobre el azul. Siguiendo la misma nomenclatura que con los guisantes, llamaremos a los alelos de la siguiente forma: M para el marrón, V para el verde, y a para el azul.

Bien. Es evidente que, según esto, una persona con los ojos azules tiene la pareja aa en ambos cromosomas. Una persona con ojos verdes, tiene la pareja aa en el cromosoma 15, y puede tener cualquier combinación en el 19 que incluya al menos un alelo verde (VV, Va o aV). Una persona con los ojos marrones, tiene al menos un alelo marrón en el cromosoma 15 (MM, Ma o aM), y puede tener cualquier combinación en el 19. Así, una persona con los alelos Ma-Va tendría los ojos marrones, y además, tiene alelos correspondientes a ojos verdes y azules. Si tuviera hijos con otra persona igual, éstos podrían tener ojos marrones, verdes y azules. Concretamente, habría un 75% de probabilidades de que el hijo tuviera ojos marrones (MM, Ma o aM en el cromosoma 15), un 18,75% de tener ojos verdes (aa en el cromosoma 15, y VV, Va o aV en el 19), y un 6,25% de tener ojos azules (aa-aa).

Estamos partiendo del supuesto de que ambos progenitores tienen la combinación Ma-Va, cosa que no tiene por qué ocurrir. Únicamente a través del color de los ojos (manifestación de los genes, llamado fenotipo), no podemos saber exactamente qué combinación tiene (el llamado genotipo, que sólo podríamos averiguar con un análisis de ADN), salvo en el caso de los ojos azules que correspondería a la combinación aa-aa. Una persona de ojos marrones puede tener cualquier combinación que incluya un alelo M, y si uno de los padres tiene la combinación MM, todos los hijos deberían tener ojos marrones. Digo “deberían tener” y no “tendrán” porque en realidad, hay factores que no estamos teniendo en cuenta, algunos no del todo conocidos, que hacen que exista una pequeña posibilidad de que el hijo tenga ojos claros, incluso con un progenitor MM.

Pero de eso se trata precisamente, de entender que una pareja con ojos marrones, puede tener hijos con ojos verdes o azules. Acusar a una mujer de engañar a su marido, basándose únicamente en el color de los ojos de la pareja y los hijos, es una falacia. Aunque conociendo el caracter de House, siempre podemos justificarlo como un farol que se tira para presionar a la mujer, confiando en que ella desconociera todo este asunto.

Para terminar, os recomendaré una página curiosa: What Color Eyes Would Your Children Have? (¿Qué color de ojos tendrían tus hijos?), en la que seleccionando tu color de ojos, de tu pareja, y de los padres y hermanos de ambos, calcula la probabilidad del color de ojos de tus futuros hijos (sin olvidar las limitaciones de este modelo, que he comentado).

37 comentarios:

  1. No sólo eso. Pese a que mis estudios sólo rozan la biología y no profundizan mucho en ella, según tengo entendido el color de los ojos no se encuentra codificado en un único gen, sino en 11 distintos (11 pigmentos). Si bien hay uno que es dominante (la melanina), bien puede ser que una combinación bien escogida de los otros diez consigan suficiente fuerza como para poder enmascararlo. Esto querría decir que, en determiandas condiciones, aunque toda la línea genética hubiera tenido los ojos marrones (digamos que ese gen concreto permanece puro), las mezclas de los otros diez podrían provocar una variación apreciable (un verde, un gris, un azul raro...). Por tanto incluso aunque toda la familia poseyera el genotimo marron puro, el hijo podría tener los ojos de otro color sin problemas.

    No obstante hablo de memoria, ya que esto son estudios recientes y en mi carrera sólo lo tocamos por encima en un momento dado el año pasado, como curiosidad.

    ResponderEliminar
  2. weno mis 2 padres tienen ojos marrones y de 3 hijos 2 tenemos ojos azules...

    ResponderEliminar
  3. Según creo, no puede ser al revés. De padres de ojos azules, no puede haber hijos de ojos marrones. Alguna vez leí que los colores de ojos de dominantes a recesivos eran: marrones, verdes, azules y grises (siendo este último el gen más recesivo).

    ResponderEliminar
  4. No recuerdo bien ese capítulo, pero según dices, de seis hijos, varios tenían ojos azules y verdes.

    Supomiendo que fuera cierto que sólo con 2 genes se determinara el color de los ojos, ambos padres, si tienen ojos marrones, tendrán al menos en el primer gen, un alelo marrón, y por tanto el 75% de sus hijos heredarán ese alelo dominante y tendrán los ojos marrones. Si como dices de 6 hijos, solo el 50% tenían los ojos marrones, realmente tenía motivos para sospechar que algo raro pasaba.
    Aunque como dice shadowstalker, en el color de los ojos, se suponía, hace ya bastantes años, que intervenían al menos 3 loci en 3 cromosomas distintos, además de otro que afectaba a la melanina,y esto solo en lo referente a los ojos de color marrón, azul y verde, sin tener en cuenta el color negro o el gris.

    La verdad es que tanto en mi familia, como en la de mi esposa, ese porcentaje del 25% de ojos claros se cumple bastante acertadamente.

    En cuanto a House, aún siendo casos extremos y muy dramatizados, tengo entendido que los argumentos están basados en casos rarísimos, pero reales, y que practicamente hay un guionista para cada capítulo.

    ResponderEliminar
  5. Yo tenía asumido lo del color de ojos y el caracter recesivo de los claros respecto a los marrones. Todo lo antedicho tiene sentido en casos donde el fenotipo puede ocultar caracteres recesivos. Me llamó sin embargo poderosamente la antención saber de dos casos donde un padre de ojos claros unido a otro de raza oriental pura -o sea de genes para ojos marrones puros sin combinación- tuvieron al menos un hijo con ojos azules o verdes. Supongo que será de aquellos factores "no del todo conocidos" que menciona el artículo.

    ResponderEliminar
  6. No he visto el capítulo en cuestión, pero así como está planteado, o como lo entendí, me parece un planteamiento tramposo, relacionado con la vieja confusión entre tener una probabilidad estadística, y una certeza estadística. Un evento puede que sea estadísticamente improbable, pero si es posible de que ocurra, no hay razón para que no suceda por pura y simple casualidad. El ejemplo más simple de esto son las "rachas" de buenas o malas tiradas de dados. Estadísticamente, cada número en un dado de seis caras tiene 1/6 de probabilidades de salir, por lo que cada seis tiradas, debería salir un número distinto cada vez. Sin embargo, todos sabemos por experiencia (jugando rol o juegos de mesa) que a veces hay buenas rachas con varios números "buenos" seguidos, o malas rachas con varios números "malos" seguidos. El que una moneda tenga dos caras no significa que van a salir alternadamente cara y sello cada vez que la arroje al aire: será así las más de las veces, probablemente, pero de tanto en tanto saldrán rachas de dos, tres o más "caras" o "sellos".

    Conozco al menos dos familias en donde la proporción de hijos de ambos sexos está alterada. Como todo depende del cromosoma que aporte el hombre, la probabilidad estadística es de 50 y 50, por lo que en una familia con hijos pares debería haber igual cantidad de hijos hombres y mujeres, y en una con hijos impares, para acercarse a la media, debería haber sólo un niño de más, o sólo una niña de más. Pues bien, conozco una familia en donde las niñas son tres de tres, y otra en donde los niños son tres de cuatro. ¿Anomalía...?

    El ejemplo más curioso de anomalía estadística que conozco, viene de la Historia, y lo posteé alguna vez en mi blog Siglos Curiosos, para el que quiera consultarlo. ¿Qué probabilidad hay de que los mandatarios de los Estados Unidos elegidos en un año terminado en un dígito dado, fallezcan durante su período? Independientemente de que la tasa de defunciones de mandatarios sea alta o baja, el resultado debería repartirse entre cinco dígitos posibles (debido a tener un período presidencial de un número par de años, los mandatarios en Estados Unidos pueden ser elegidos en años terminados en cero, dos, cuatro, seis u ocho, pero no en año terminado en número impar). Por tanto, la probabilidad sería el resultado de dividir la probabilidad de morir en el ejercicio de cargo, por cinco (o sea: 20% de la probabilidad de morir en ejercicio). Pues bien, si ustedes sacan cuentas con una lista de Presidentes de Estados Unidos muertos en ejercicio, descubrirán que siete de ocho (o sea, el 87,5%, no el 20%) de los Presidentes de Estados Unidos muertos en ejercicio, entre George Washington y Bill Clinton, habían sido elegidos en año terminado en cero (la excepción es Zachary Taylor, elegido en 1848 y fallecido en 1850, y Richard Nixon no cuenta porque su mandato terminó por renuncia y no por fallecimiento). Algunos de ellos estaban en su segundo período, eso sí (F. D. Rooselvet estaba en el cuarto), pero si consideramos desde su primer período y no desde el período fatal, aún así la desviación estadística seguramente es hacia arriba (no he hecho los cálculos). Dejo el reto lanzado, para alguien que sepa más estadísticas que yo.

    ResponderEliminar
  7. Pero, ¡por Dios! ¡Es House!
    Cuántas veces no se mete (House) donde no le hablan precisamente para eso: para obtener lo que desea.

    Una cosa es Gregor Mendel y otra, la mente retorcida de Gregory House.

    ResponderEliminar
  8. abr lo que dice house esta bien. Si los padres son marrones (M) y este es dominante, y verde (V) y azul (A) recesivos, la unica opcion que con padres de ojos marrones el hijo tenga ojos verdes es que ambos sean MV. Por lo tanto no existe el gen para que salgan hijos con ojos azules.

    ResponderEliminar
  9. comentario anterior por ithasyou

    ResponderEliminar
  10. A mí lo que me cabreó fue lo del penúltimo capítulo (creo que último en tele gratuita), en el que al final hasta el pobre niño autista se conmueve y conecta con House. ¡Qué grande es House! Si es que el problema del autismo es que los llevan a la Seguridad Social, hombre, y así ni regalan consolas, ni contestan a las preguntas ni nada.

    Qué tramposa, qué vilmente tramposa es la serie a veces.

    ResponderEliminar
  11. Me parece muy correcta la explicación genética pero lo q entendí del capítulo es que house ya intuía que la mujer era prostituta por ser tan tajante en no querer estirparse el tumor. Es un cínico y duda de "un amor tan verdadero". Lo de las fotos sólo era un refuerzo de su teoría y ,algo con lo que sacarle la verdad a la mujer.

    ResponderEliminar
  12. Creo que en realidad la afirmación de House se basa en algo más simple.

    Como bien decís puede pasar que, aunque los padres tengan los ojos marrones, los hijos tengan los ojos claros, lo que NO puede pasar es que lo tengan de distintos colores. O verdes, o azules, o como mucho algo verde-azulados, pero no de los azules completamente y verdes completamente.

    why? Tal como habeis comentado, el color de ojos oscuro es dominante.

    Si ambos padres tienen los ojos marrones significa que cada uno de ellos, tiene al menos uno de sus dos alelos como "marron" (M).

    Para que un alelo recesivo se exprese fenótipicamente -osea, que se vea- no debe presentarse junto a ningún dominante.

    Supongamos que la madre tiene un alelo recesivo verde (v). Los alelos de la madre serian por tanto Mv.

    Supongamos tambien que el padre tiene el mismo alelo recesivo verde (v). Los alelos del padre serían Mv.

    De un padre Mv y una madre Mv, eventualmente podría aparecer descendencia con ojos verdes (vv), pero nada más.


    Si uno de los padres, tuviera un alelo recesivo distinto. Ej: El padre tiene un alelo recesivo azul (a), el cruce seria entre Ma y Mv, y la única posibilidad de que aparezca un caracter recesivo sería (av), lo que daría como resultado unos ojos verde-azulados.

    Supongo que por ahí iban los guionistas de House, o Azules, o mezclilla ... pero AZULES (a secas) y VERDES (a secas), po va a ser que no...

    ResponderEliminar
  13. Vamos que en conclusion los padres no pueden tener los ojos oscuros y los hijos tener los ojos claros de DOS colores distintos...

    ResponderEliminar
  14. Curioso, a mi siempre me han enseñado la ley de Mendel con el guisante verde como dominante y el amarillo como recesivo...
    Segun la historia que se cuenta es al reves.

    ResponderEliminar
  15. A los que dicen que la cuestión es que una pareja de ojos marrones no puede tener simultaneamente hijos de ojos verdes y azules... esto... leeos el post, por favor. Creo que explica bastante bien que sí se puede, y el porqué.

    Sobre lo de la probabilidad, House no decía que era raro o poco probable. Creo recordar que el diálogo era algo así: "Dos de sus hijos, no son de su marido". Es decir, afirmaba tajantemente que era imposible que fuesen suyos. Pero como comentáis, puede que mintiera deliberadamente.

    ResponderEliminar
  16. Pues como muestra un boton. Mi mujer y yo tenemos los ojos marrones. Mi hija tiene ojos verde claros (nacio con ojos azules) y mi hijo pequeño los tiene azules.
    O le hago caso a Mendel o ...

    ResponderEliminar
  17. Gracias por esta estupenda referencia. Me ha parecido un tema muy interesante.

    Sigo tu blog habitualmente, me encanta lo que estas haciendo y te animo a seguir por este camino..

    Mi blog recoge temas muy similares y hay muchas referencias culturales, tecnológicas, politicas...
    Te invito a visitarlo. De verdad que tengo material MUY bien seleccionado.
    Recibe mi apoyo y un saludo afectuoso

    http://teimagino.com/index.php/

    ResponderEliminar
  18. Yo no soy en absoluto un entendido de la genética, pero me encanta tu blog cada vez más. Felicitaciones. Realmente este escrito sobre las Leyes de Mendel es de primera y mucho más entretenido que cualquier libraco.

    Un saludo. Por cierto, el ajedrez es una ciencia también.

    ResponderEliminar
  19. Esto es OFF-TOPIC del tema en cuestion pero es una pregunta sobre astronomia que tengo y en cierta manera esta relacionado con la malaciencia o sea q Alf podria escribir algo, bueno hay va la pregunta: en un capitulo de la serie enterprise (una especie de precuela de star trek) encuentran un planeta "errante" o sea un planeta que se ha salido de su orbita y viaja libremente por el espacio,como curiosidad decir que el planeta tiene vida y vegetacion, esto ya lo veo casi imposible pero lo de los planetas errantes, se sabe de algun caso? podria ser posible?

    ResponderEliminar
  20. Por cierto, los análisis médicos de la serie House están hechos en esta página
    http://www.politedissent.com/house_pd.html

    saludos

    ResponderEliminar
  21. Hola:

    Yo creo que era una intuición basada en la estadística. El señor le enseña las fotos no de dos o tres, sino de diez o doce niños, y más de la mitad tenían ojos azules y verdes. Además eran emigrantes mejicanos, con lo que creo que jugaba con la baja probabilidad de que ambos trajeran los genes de los ojos azules y verdes.

    Viendo la serie, House siempre se "arriesga", y muchas veces falla (al principio del capítulo, no al final), basándose en estadísticas de síntomas para determinadas enfermedades. Aunque lo que suele pasar es que el se "arriesga" por probabilidades bajas de un determinado síntoma en una enfermedad, pero que explicaría otros síntomas de dicha enfermedad.

    Creo recordar que lo que House le dice es: "he estado hablando con el padre de dos, a lo sumo tres, de sus hijos".

    ResponderEliminar
  22. Sobre los planetas errantes...

    En principio, no hay nada que impida su existencia. Habría que pensar en cómo un planeta abandona su órbita y se aleja de su sistema estelar, y sólo se me ocurre que con un impacto catastrófico con otro cuerpo, o por el "cruce" con otro sistema estelar, de forma que los planetas de ambos sistemas alteren drásticamente sus órbitas.

    En cualquier caso, una vez se aleje suficientemente, la vida tal y como la conocemos, sería imposible. Sin radiación solar, adiós vegetación. Y con una temperatura cercana al cero absoluto, adiós a lo demás.

    ResponderEliminar
  23. También se puede pensar que era mas probable que engañara a su marido teneiendo en cuenta las posibilidades de genética. Aunque no tuviera total seguridad, se puede contrastar con las posibilidades de que una mujere sea totalmente fiele a su marido.

    ResponderEliminar
  24. lo que pasa es que el doctor house conocía a los abuelos y los tatarabuelos y todos los tíos y todos tenían los ojos marrones. XDXDXD. Por cierto de dos padres con los ojos azules sí pueden salir ojos marrones aunque es muy raro también hay genes muy recesivos de este color etc etcetc

    ResponderEliminar
  25. Alguien sabe si de padres de ojos claros pueden salir hijos de ojos marrones?

    Conozco un caso en que la madre tiene los ojos verdes y el padre azul grisaceo, y de los 4 niños que han tenido solo una ha sacado el color de ojos del padre. Los demas los tienen marrones.

    Es posible? Habia oido que si los padres tenian ojos claros los hijos deberian salir con ojos claros.

    ResponderEliminar
  26. Sí, se puede. Eso de que de padres de ojos claros no puede salir hijos de ojos oscuros, se basa en el caracter recesivo de los genes correspondientes a ojos claros: marrón predomina sobre verde, y verde sobre azul.

    Pero como he comentado al final, el color de ojos depende de otros factores que no se tienen en cuenta en ese razonamiento. Creo que es poco común, pero no imposible.

    ResponderEliminar
  27. Está bueno el artículo che, aunque me gustaría uno que aclare más como es el tema de los "factores desconocidos" que no creo que sean tan desconocidos, pero capaz sí, difíciles de explicar.

    Y te va una pregunta, si yo tengo los ojos Miel? Qué combinación es?

    Gracias!

    ResponderEliminar
  28. Como ya comenté en el artículo, el análisis del color de ojos teniendo únicamente en cuenta los factores mencionados, es una simplificación. Y que no se aplica en tu caso (tampoco en el mío, que están a medio camino entre marrones y verdes).

    En el color de los ojos influyen muchos otros cromosomas. Algunos se conocen (se saben cuáles son), pero creo que otros no.

    ResponderEliminar
  29. los genes no predisponen el color si no que la organizacion de los pigmentos en los ojos, no hay un gen que codifique para un color especifico si no que para una disposicion de los pigmentos

    ResponderEliminar
  30. Tengo los ojos marrones, mi marido tiene los ojos marrones, mis padres tienen los ojos marrones y mis suegros tienen los ojos marrones. Sucede que mi abuela los tiene verdes y uno de mis hijos tambièn. ¡Y certifico que son hijos de mi marido! :)
    Rox

    ResponderEliminar
  31. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  32. Para abonar en la polémica, mi esposa es mexicana y yo salvadoreño, mestizos, ambos de ojos cafés, con nuestros padres de ojos cafés y nuestros abuelos también de ojos cafés. El bisabuelo materno de mi esposa tenía los ojos azules, así como mi tatarabuela materna (hija de un anglosajón). Mi único hijo, que tiene año y medio, tiene los ojos grises. Dos de mis hermanas (de ojos cafés) que tuvieron hijos con hombres de ojos claros también tuvieron hijos de ojos claros. Una de las primas hermanas de mi papá, de ojos cafés, cuya mamá (o sea mi tía abuela) tenía ojos claros, se casó con un hombre de ojos cafés y de tres hijos que tuvieron los tres tienen ojos verdes (por cierto, uno de estos muchachos se casó con una mujer de ojos cafés claros y tiene a su vez dos hijos con los ojos intensamente verdes) ¿Lo recesivo se puede volver dominante? ¿Es una especie de vuelta atrás genética?

    ResponderEliminar
  33. Lo recesivo siempre es recesivo. Precisamente, un genotipo puede estar presente en toda una familia, y pasar de generación en generación, pero no manifestarse por ser recesivo.

    Y cuando de pronto aparece en los hijos (porque el cónyuge también lo tiene "latente"), uno puede sorprenderse.

    De todas formas ya comenté que en el caso del color de los ojos es todo bastante más complicado. Hay más colores además de los que he comentado, incluso hay indivíduos con un ojo de cada color, o con ojos de dos colores mezclados.

    ResponderEliminar
  34. que curioso! y son gen dominante y recesivo en valor absoluto? me refiero, no depende de zonas, no?

    en finlandia seguirían saliendo ojos marrones según esta explicación?

    ResponderEliminar
  35. hey, el truco es clasico d house, manipular jah es doc almenos el personaje seguro k sabe todo eso, el punto es k la tipa gorda no por eso usa su ingorancia para k suelte la sopa es genial, io hago esa clase de manipulaciones relamente funciona y ser un geniesillo disimulado me ayuda jajaja pero bien explicado io poseo en mi ojos Ma
    me consiguire una novia aa jajjaja
    para los geneticomaniaticos en busca de la perfeccion genetica aki dejo mi correo jorge5801@hotmail.com

    ResponderEliminar
  36. Hola amigo muy buena tu explicacion, es una de las explicaciones mas claras que he encontrado acerca del color de ojos.

    tambien esta muy bueno el link que dejaste para calcular el color de ojos de los hijos.

    me queda la pregunta: ¿al final la mujer habia engañado a su marido o no?

    Saludos
    Leo

    ResponderEliminar
  37. yo tngo los ojos verdes casi plomos y mi marido marronmis padres tienen ojos marron y verdes y los de el marron kiero saber mi hijo q color de ojos sacarA

    ResponderEliminar