Búsqueda

martes, noviembre 15, 2005

Wolf 336

Hoy terminaré con la breve serie de envíos dedicados a ¡Han Llegado! Se trata de la estrella de la que proceden los alienígenas. Según la película, es Wolf 336, una estrella variable situada a 14 años luz.

El problema es que esa estrella no existe. Al menos, no hay ninguna en las cercanías. No he podido encontrar en Internet ninguna referencia a ella, salvo en comentarios de la película. Existen sin embargo varias estrellas de nombre similar, y bastante cerca de nosotros. Una es Wolf 356, la tercera estrella más cercana a nuestro Sol. Está a 7,8 años luz de distancia, en la constelación de Leo, y es bastante conocida por los aficionados a Star Trek. Otra es Wolf 1061, a 13,8 años luz, en la constelación de Ofiuco. La distancia es aproximada a la de la película, pero no es una estrella variable.

Por último tenemos a Wolf 424, a 14, 2 años luz, en la constelación de Virgo. Se trata en realidad de un sistema binario (dos estrellas orbitando una alrededor de la otra). Una de ellas sí es una estrella variable, y además la distancia concuerda con la dada en la película. Bien, parece que más que un error se trata de una errata en algún momento de transcribir el guion, aunque no sé cómo el número "424" puede convertirse en "336".

Bueno, no es tan mala ciencia después de todo ¿no? Un pequeño error en el nombre de la estrella. Sí, pero hay otro problemilla. En la película, los alienígenas utilizan una señal de radio para comunicarse (y parece darse a entender que incluso lo hacen en FM). Según la película, se trata de una conversación en ambos sentidos, ya que se reciben señales desde Wolf 336 (¿o debería decir Wolf 424?), y se emiten respuestas desde una complejo situado en las afueras de un pueblecito de México. Pues bien, las ondas de radio, al igual que todo tipo de radiación electromagnética, viajan a la velocidad de la luz. Y puesto que la distancia es de 14,2 años luz, cualquier transmisión de radio tardaría 14,2 años en llegar de un punto a otro. No es posible establecer una conversación como se sugiere en la película, ya que tendríamos 28,4 años de retardo entre nuestra señal y su respuesta (14,2 de ida y 14,2 de vuelta).

Uno puede pensar que los alienígenas deben utilizar una tecnología muy sofisticada. La antena que utilizan, por ejemplo, es muy extraña. Pero por mucha tecnología que uno tenga, las leyes más elementales de la física no se pueden cambiar. Las ondas de radio viajan a la velocidad de la luz. Otra cosa es que se dijera que utilizan otro tipo de tecnología extraña para comunicarse, como por ejemplo algún tipo de emisor y receptor de taquiones, que son partículas que viajan más rápido que la luz (de momento, su existencia sólo es una teoría, ya que no se ha podido detectar ninguna).

Pero en la película se deja bien claro que se trata de ondas de radio. Y eso supone que entre un "¿cómo estás?" y el "bien ¿y tú?" de respuesta, pasan casi 24 años y medio.

5 comentarios:

  1. Creía yo que ese error ya había sido excomulgado del cine. Que Carrie-Anne Moss, en Planeta Rojo, tuviese que soportar un retardo importante en obtener respuesta de la Tierra desde Marte, fue para mí la prueba de que ya no se podría conversar a cualquier punto de la galaxia en forma instantánea. Me equivoqué. Siempre hay que apostar por la ignorancia, hay más chances.

    ResponderEliminar
  2. No creo que el inventarse la existencia de una estrella (con un nombre plausible dentro de un contexto científico) en cuyo sistema hay vida inteligente sea tanto un ejemplo de mala ciencia como de licencia literaria...

    Lo de los lapsos de tiempo sí, ahí la cagaron de medio a medio.

    ResponderEliminar
  3. Es la primera vez que oigo ese catalogo, no se suele usar mucho, y esa referencia no existe.
    Aun asi si este se refiere a estrellas Wolf-Rayet, dudo mucho que un planeta en este hipotetico sistema solar pueda existir.Ya que inventan una estrella por lo menos que sea una en la que sea posible la vida.(eso me recuerda que en la pelicula Contact dicen que la señal proviene de Vega:!que tipico!la estrella patron; ya podian haberse roto un poquito la cabeza)

    ResponderEliminar
  4. En realidad, esas estrellas se llaman así en honor al astrónomo alemán Maximillian Wolf. Wolf 356 fue descubierta por él, pero no sé si las otras dos también.

    No sé si existe realmente un catálogo Wolf de forma oficial, yo tampoco he encontrado ninguna referencia. Pero dado que descubrió muchos otros objetos (unos 200 asteroides y varios cometas), puede ser que exista una lista numerada de objetos descubiertos por él.

    En http://www.geocities.com/CapeCanaveral/Campus/4847/sky/objetos.htm se menciona una lista hecha por él, y tal vez de ahí vengan esos nombres.

    ResponderEliminar
  5. SÓLO DECIR QUE...

    Se trata de la estrella «Wolf 424», en la constelación de Virgo, y no de la estrella de "Wolf 336", astro inexistente bajo tal nomenclatura, y que parece ser la que aparece notada en dicha película, a cuaya proyección, yo, personalmente, no he tenido aún el gusto de asitir, por desconocimiento de la misma, y no por otras causas.

    Respecto a la velocidad de transmisión de los datos de esos hipotéticos mensajes, no sería la permitida en el Marco de la Luz, al menos medida ésta desde nuestro Sistema Referencial Tridimensional, sino que se trataría de otro Referencial y de otro Vehículo de transmisión con otras Unidades de Medida y Dimensión.

    Un cordial saludo.

    @nonymous

    ResponderEliminar